VIDEOS FAMILIARES, NO SÓLO VÍDEOS DE BODAS

Existen multitud de momentos y motivos para hacer un vídeo, eso lo sabemos todos. Lo que ocurre es que solemos asociar un vídeo familiar a un vídeo hecho por nosotros mismos, sin pararnos a pensar, que en muchos casos, esos momentos cotidianos pueden ser el mayor de nuestros recuerdos. ¿Os imagináis esos vídeos que en muchos casos hacemos incluso con el móvil, hechos de una forma profesional?, no sólo en la técnica, sino en captar sentimientos y enviar un mensaje, mucho más allá de lo meramente visual.

LAS REDES SOCIALES SON UNA GRAN OPORTUNIDAD PARA COMPARTIR VÍDEOS

Afortunadamente y poco a poco mucha gente se ha dado cuenta que existen ese tipo de vídeos, vídeos que no tienen por qué narrar un gran evento, basta con un simple cumpleaños, una felicitación de navidad, momentos en casa, en la situación menos esperada hay una pequeña historia que contar. Además, hoy día con la ayuda de las redes sociales el vídeo es un elemento sumamente fácil de compartir.

FOTÓGRAFO Y VIDEÓGRAFO NO TRABAJAN PARA HOY

Tanto si hacemos vídeos como si hacemos fotografías hay algo que siempre tenemos que tener en cuenta y además es lo que convierte al videógrafo y al fotógrafo en una profesión algo especial, y es que tanto uno como otro no trabajan para hoy, su trabajo siempre es para el mañana. Es por ello, por lo que cualquier momento esta exento de excusa para no grabarse o no ser fotografiado, el paso del tiempo son los que, sin duda, darán un gran valor a esos documentos, y que a buen seguro, celebraremos haberlos grabado.